PRUEBA E-BIKE
TK-01
RR

Mi nombre es Andrés, aunque soy más conocido como Meijide, soy socio de este club desde sus inicios, aficionado de las motos y apasionado de las Ducati. También me gustan las bicis, deporte que practico desde hace años, concretamente la modalidad de enduro. 

 

A mediados del pasado mes de Mayo, el D.O.C DesmoGalicia, me presentó la oportunidad de probar la nueva e-Bike de Ducati, la TK-01RR. Y gracias a la colaboración con el  Concesionario Oficial Ducati Moto Brave pudimos disfrutar de la e-Enduro durante todo un fin de semana. Dado que no soy ningún experto en la materia, tan solo expresaré y comentaré lo que me pareció esta bicicleta, para así ayudaros en la medida de lo posible a que conozcáis de una manera más cercana, de lo que es capaz este modelo y si estás pensando en comprarte una, tener la opinión de un usuario de este tipo de modalidad y de bicicleta.

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/7

PRESENTACION

La Ducati TK-01RR nace de la simbiosis entre la marca de Borgo Panigale y Thok bikes. Cuenta con la última versión del motor de Shimano, el EP8 de 250 W y 85 Nm de par máximo, este bloque apenas llega a 2.6 kg e incorpora una batería de 630Wh. 

 

Es un motor bastante silencioso, nunca había probado una e-bike pero sí ruedo con gente que las lleva y el ruido en ocasiones puede llegar a ser molesto, así que se agradece. Tarda unas 4 horas en cargar y la autonomía es de 50 km, dependiendo mucho del modo en el que la lleves. Tiene tres modos de asistencia al pedaleo: Eco, Trail y Boost que va desde el más suave y el que menos batería gasta hasta el más rápido y el que gasta más batería. La verdad es que si vas en solitario la llevas siempre en Boost tanto si subes como si bajas y la bici va como un avión, eso sí, está limitada a 25 km/h y nunca te impulsará mas allá de esa velocidad.

 

Viene equipada con unas suspensiones de alto rendimiento Öhlins. La horquilla es una RXF 38 con 180 mm de recorrido, la cual absorbe todo lo que le pongas por delante. En la parte trasera cuenta con un amortiguador Öhlins TTX de aire de 170 mm. Si bien son unas suspensiones muy buenas, requieren de un buen ajuste por parte de un profesional, ya que los 22,5 kg de peso de la bicicleta las hacen trabajar bastante, haciendo algún que otro tope si le exiges demasiado.

 

El cambio es de 12 velocidades, también de Shimano, y en este caso es un Deore XT así como los frenos de cuatro pistones. Tiene una buena frenada, progresiva pero contundente cuando realmente necesitas parar la bici.

 

Lleva una combinación de llanta delantera de 29’’ y una trasera de 27’’ que la hace más juguetona y manejable en bajadas muy reviradas. Cuenta con unos neumáticos Pirelli Scorpion S 2,60 que están más cerca de ser gomas de moto que de bici, son realmente robustas.

 

Este modelo actualmente tiene un precio de 7.490 €

 

 

 

 

 

 

Es realmente una gozada hacer kilómetros por el monte sin apenas esfuerzo, te permite hacer rutas más largas que de costumbre pero siempre sin quitarle el ojo a la pantalla que te indica la batería restante. Se puede usar sin asistencia al pedaleo y en llano o bajando es una opción que a veces es preferible, pero creo que subiendo no lo es, salvo que quieras entrenar para la carrera más dura de tu vida, que entonces sí.

 

Ahora viene la parte que más me sorprendió: la bajada. Creí que sería muy pesada, difícil de manejar y que te exigiría mucha más antelación a la hora de afrontar las curvas, obstáculos o saltos en comparación con una bici “normal” y no lo fue en absoluto. 

 

La bici, al tener más peso, va mucho más aplomada, se despega menos del suelo y eso te da un poco más de control en zonas rotas. Lo mismo pasa al entrar en curva, si entras por el sitio la bici ni se mueve, apoyas perfectamente en el peralte y sales impulsado como un misil. Ahora bien, te exige estar fuerte y tener unos buenos brazos ya que en los tramos de enduro en los que la probé, son tramos que conozco y en las zonas en las que había que mover la bici haces el doble de esfuerzo y la mueves la mitad, quizás el peso es lo que juega más en contra en esta bici. 

En general fue una buena experiencia, la bici es muy bonita y despertaba la curiosidad de todo aquel que la veía.

 

Quiero dar las gracias una vez mas a Cristina de Moto Brave por esta prueba; a Jose Ramón, presidente del club Desmogalicia por hacer posible este reportaje; a Marcos, secretario también del Club Desmogalicia por la ayuda en grabación y a Félix, amigo ciclista que me grabó con cámara on board.

 

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/4

OPINION

EQUIPAMIENTO

Reportaje-Video
TK-01RR